Fundación Conserva

En el año 2004, un grupo de estudiantes de la Universidad de Los Andes y de la Universidad Distrital, decidieron unirse y aplicar a una beca de la organización internacional Conservation Leadership Programme con el fin de aportar a la conservación de dos especies de aves endémicas del Cañón del Chicamocha y en peligro de extinción: el Cucarachero de Nicéforo (Thryophilus nicefori) y el Colibrí ventricastaño (Amazilia castaneiventris). Esta beca se convirtió en la oportunidad de realizar exploraciones en busca de poblaciones de estas dos especies, ampliar su distribución geográfica a lo largo del Cañón del Chicamocha e intercambiar conocimientos con los pobladores de la región.

Luego de cinco años de trabajo, en el 2009 nace la Fundación Conserva, con el objetivo de involucrar a las comunidades en los planes de conocimiento, uso y conservación de la biodiversidad de los ecosistemas de Colombia.